Premios Ig Nobel. Ciencia que te hace reír y pensar

Cada año unos pocos días antes de conocerse los ganadores de los prestigiosos premios Nobel, se celebran los Premios Ig Nobel. Los Premios Ig Nobel son una parodia de los Premios Nobel, quizá el equivalente de los Razzie de la ciencia, pero con una misión muy clara de promover el interés del público por la ciencia, la medicina y la tecnología.

Los Premios Ig Nobel son organizados cada año por la revista de humor científico “Annals of Improbable Research”. El origen del nombre de los Premios Ig Nobel es un juego de palabras entre “ignoble”, innoble en inglés, y Nobel por Alfred Nobel el creador de los Premios Nobel. En las propias palabras de los creadores de estos premios: “Los Premios Ig Nobel honran logros que hacen a las personas reír, y luego pensar”.

Los Premios Ig Nobel se entregan cada año en septiembre, en una ceremonia de gala en el Teatro Sanders de Harvard. La gala es seguida por miles de espectadores alrededor del mundo a través de su retransmisión online. La gala es en clave de humor y para el deleite de muchos, los premios son entregados por auténticos ganadores del Premio Nobel. Os dejamos la gala de este año para vuestro disfrute (en Inglés) donde el pasado 13 de septiembre se entregaron los premios de la edición número 28 de los premios. Podéis encontrar las galas anteriores y otros contenidos relacionados en la página de youtube de los organizadores.

Sistema de nominación, elección de ganadores y categorías

El sistema de nominación es abierto y las normas no prohíben nominarse a uno mismo. Cualquiera puede proponer candidatos escribiendo a la siguiente dirección de correo electrónico: marc@improbable.com. Los organizadores reciben más de 9000 nominaciones al año, entre el 10 y el 20% de las nominaciones cada año son de candidatos que se nominan a ellos mismos.

Los ganadores son elegidos por un comité de científicos que incluye ganadores de Premios Ig Nobel y Premios Nobel, divulgadores científicos, atletas y funcionarios públicos entre otros. Tradicionalmente en el último día de deliberaciones se invita a un transeúnte al azar para ayudar en la elección de los ganadores.

Las categorías premiadas cada año no son siempre las mismas pero suelen incluir las categorías de los Premios Nobel: física, química, fisiología/medicina, literatura y la paz, además de otras categorías como salud pública, ingeniería, biología e investigación interdisciplinaria.

Galardonados en 2018

Los estudios premiados a primera vista parecen chistes pero son estudios serios y se publican en revistas científicas con prestigio internacional. Estas son las categorías y los premiados de este año:

MEDICINA (EE. UU.) – Marc Mitchell y David Wartinger, por utilizar los paseos en montaña rusa para tratar de acelerar el paso de cálculos renales.

ANTROPOLOGÍA (Suecia, Rumanía, Dinamarca, Países Bajos, Alemania, Reino Unido, Indonesia, Italia) – Tomás Persson, Gabriela-Alina Sauciuc y Elainie Madsen, por recolectar pruebas en un zoológico para demostrar que los chimpancés imitan a los humanos con la misma frecuencia que los humanos imitan a los chimpancés.

BIOLOGÍA (Suecia, Colombia, Alemania, Francia, Suiza) – Paul Becher, Sebastien Lebreton, Erika Wallin, Erik Hedenstrom, Felipe Borrero-Echeverry, Marie Bengtsson, Volker Jorger y Peter Witzgall, por demostrar que los expertos en vino pueden identificar con fiabilidad, por el olor, la presencia de una sola mosca en una copa de vino.

QUÍMICA (Portugal) – Paula Romão, Adília Alarcão y el fallecido César Viana, por medir el grado en que la saliva humana es un buen agente de limpieza para superficies sucias.

EDUCACIÓN MÉDICA (Japón) – Akira Horiuchi, por el informe médico “Colonoscopia en posición sentada: Lecciones aprendidas de la autocolonoscopia”.

LITERATURA (Australia, El Salvador, Reino Unido) – Thea Blackler, Rafael Gomez, Vesna Popovic y M. Helen Thompson, por documentar que la mayoría de las personas que usan productos complicados no leen el manual de instrucciones.

NUTRICIÓN (Zimbabue, Tanzania, Reino Unido) – James Cole, por calcular que la ingesta calórica de una dieta de canibalismo humano es significativamente más baja que la ingesta calórica de la mayoría de las otras dietas tradicionales de carne.

MEDICINA REPRODUCTIVA (EE. UU., Japón, Arabia Saudita, Egipto, India, Bangladesh) – John Barry, Bruce Blank y Michel Boileau, por utilizar sellos postales para comprobar si el órgano sexual masculino funciona correctamente, como se describe en su estudio “Monitoreo Nocturno de la tumescencia del pene con sellos”.

ECONOMÍA (Canadá, China, Singapur, EE. UU.) – Lindie Hanyu Liang, Douglas Brown, Huiwen Lian, Samuel Hanig, D. Lance Ferris y Lisa Keeping, por investigar si es efectivo que los empleados usen muñecos Voodoo para tomar represalias por el maltrato de sus jefes.

Este año deberíamos sentirnos orgullosos en España. Un equipo de colaboración entre España y Colombia formado por Francisco Alonso, Cristina Esteban, Andrea Serge, María Luisa Ballestar, Jaime Sanmartín, Constanza Calatayud y Beatriz Alamar ha sido premiado con el Ig Nobel de la Paz por medir la frecuencia, la motivación y los efectos de gritar y maldecir mientras se conduce un automóvil.

Como cada año, los estudios ganadores no defraudan. Los Premios Ig Nobel son una iniciativa excelente para acercar y promover la ciencia a todo el mundo y en Dciencia nos encanta promover todo tipo de actividades con este propósito.

Pero si todavía os quedan dudas de que los Premios Ig Nobel son tan ridículos como serios, aquí os dejo un dato para reflexionar. En 2010, Andre Geim se convirtió en la primera persona en haber ganado tanto el Premio Ig nobel y el Premio Nobel en Física. En el año 2000, Andre Geim ganó el Ig Nobel de Física por usar imanes para hacer levitar ranas y en 2010 ganó el Nobel de Física por sus trabajos con grafeno.

By | 2018-09-19T21:22:06+00:00 septiembre 19th, 2018|Artículos, Noticias|0 Comments

About the Author:

David Palomas
Licenciado en Química por la Universidad de Zaragoza y Doctor en Química Orgánica y Organometálica por la Universidad de Oviedo. Tras obtener mi doctorado he trabajado como investigador en varios centros de investigación y empresas de Alemania y Reino Unido. Mis proyectos de investigación más recientes se han centrado en el desarrollo de nuevas tecnologías para la reutilización de CO2 y mejor aprovechamiento del gas natural. En la actualidad soy responsable de los laboratorios de docencia del departamento de química en Queen Mary University en Londres.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.