Calendario científico escolar 2020

Hoy queremos traeros una iniciativa que nos parece brillante. Se trata de un calendario científico escolar cuya elaboración ha sido coordinada desde el Instituto de Ganadería de Montaña (CSIC-Universidad de León) por Pablo Toral, socio de la Asociación Española por el Avance de la Ciencia (AEAC), y financiado por FECYT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología).

Es un calendario escolar dirigido a los alumnos de primaria y ESO en el que cada día del año recoge una efeméride científica o tecnológica, importante o curiosa.

¿Sabíais, por ejemplo, que Brian May, guitarrista de Queen y astrofísico, publicó en Nature el primer artículo de su tesis doctoral el 15 de diciembre de 1972? ¿O que el 30 de enero de 1820 un oficial de la armada irlandesa descubrió la Antártida? ¿Sabéis cuándo se envió el primer mensaje de spam de la historia? ¿O cuándo se hizo la primera transfusión de sangre humana?

 

Pero no se trata de un calendario sin más, sino que también incluye una guía didáctica con orientaciones para los educadores. Tanto el calendario como la guía se pueden descargar en castellano, catalán, vasco, gallego y asturiano.

Descárgate el calendario y la guía

En Dciencia hemos hablado con Pablo Toral, que nos ha contado algunas cosas interesantes, que podéis leer en la breve entrevista de las siguientes líneas.

¿Cómo surge la idea de hacer un calendario científico?

La realización de un calendario científico se lleva a cabo desde hace años en Rumanía (http://calendarstiintific.ro/) donde tiene mucho éxito y difusión. Desde allí se ha exportado a otros países, como el Reino Unido, donde existe una versión denominada Daily Discovery Calendar.
La idea de hacerlo en España partió de la asociación Europa Laica. Nosotros desde el CSIC recogimos el guante y decidimos presentarnos a la convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica de FECYT. Para garantizar la viabilidad del proyecto e intentar aportar nuevos puntos de vista y propuestas que pudieran mejorarlo, contactamos con otros centros de investigación y universidades, asociaciones (como la AEAC), museos científicos y profesionales de la educación. De ahí que haya sido un trabajo colaborativo desde el
principio hasta el final.

¿Cuál era el objetivo que teníais con este calendario? ¿Por qué lo acompaña una guía didáctica?

A diferencia de los casos de Rumanía o Reino Unido, nuestro objetivo fue dirigirlo al alumnado de educación primaria y secundaria, para contribuir a acercar la cultura científica a la población más joven y ayudar a crear modelos referentes. Con la idea de ampliar los recursos didácticos disponibles para los docentes en la impartición de materias de ciencias, contamos con el trabajo de Fátima Mª García Doval, que preparó la guía didáctica que acompaña al calendario. Teniendo en cuenta la diversidad de edades y capacidades del alumnado, buscó un diseño que permite una variedad de recursos flexibles con un gran nivel de adaptación y personalización.

 

¿Es el primer año que lo hacéis? ¿Va a haber más ediciones?

Efectivamente, es el primer año que lo hacemos, aunque nos ha llevado casi un año de trabajo. Y sí, sin duda habrá más ediciones. Creemos que es una iniciativa necesaria y nuestra idea es continuar en años próximos.

¿Dónde habéis buscado la información? ¿Con qué ayuda habéis contado?

Durante la fase de búsqueda y recopilación de efemérides, el proyecto estuvo abierto a toda la gente que quisiera participar. Las entidades y asociaciones participantes difundieron la iniciativa en redes sociales y colgamos un documento online en el que cualquiera podía añadir aniversarios. Esta fase fue un éxito y pudimos recopilar más de mil efemérides. Después vino el trabajo de confirmación de la información recibida y selección de contenidos, que fue especialmente arduo. Había tanto donde elegir…

Los criterios que seguimos en la selección fueron principalmente tres:

  • Contar con disciplinas científicas que normalmente se ven menos representadas en iniciativas de este tipo (por ejemplo, geología, ganadería, ciencia de materiales, ciencia y música…), con la idea de ofrecer múltiples modelos referentes a los más jóvenes y que cale la idea de que la investigación está presente en todos los aspectos de nuestra vida y que cada uno puede investigar en lo que más le guste. Esto es muy importante para favorecer las vocaciones científicas en campos menos mediáticos.
  • En segundo lugar, buscamos visibilizar a las mujeres científicas y tecnólogas. Para intentar contribuir a corregir la brecha de género en los campos de I+D+i en los que las tradicionalmente se encuentran infrarrepresentadas, prestamos especial atención a la divulgación del trabajo de mujeres tecnólogas e ingenieras, siempre con la idea de poner a disposición del alumnado modelos referentes. Tampoco hemos olvidado a las personas LGTBI+ y desde la asociación Prisma nos pasaron efemérides al respecto.
  • En tercer lugar, intentamos priorizar la divulgación de hitos procedentes de centros de I+D españoles, tanto OPIs como universidades.

Como trasfondo, hemos tenido en cuenta la importancia de fomentar el pensamiento racional y el espíritu crítico para favorecer la toma de decisiones responsables, la diferenciación entre evidencia científica y opinión personal y combatir el auge actual de las pseudociencias.

¿Se puede imprimir en un formato adecuado desde el link para poner en la pared de un aula?

Sí, aunque también hemos impreso unos calendarios para difundir en colegios e institutos, su número es muy reducido (3500) pues el presupuesto no daba para más. Por ello, hemos preparado un formato compatible con la impresión en el aula para favorecer su utilización

sencilla (disponible en el enlace que hemos puesto más arriba). Cada mes se podrá imprimir por separado en un formato A4 o, en caso de disponer de una impresora o fotocopiadora con mayores posibilidades, hemos preparado una copia digital adaptada a la impresión en tamaño A3, modalidad folleto. Contamos además con otra copia de gran calidad en el caso de que alguna administración o entidad quiera realizar copias adicionales en una imprenta profesional. Nosotros estaríamos encantados de que así fuera.

En este sentido, para favorecer esta difusión y la utilización en las aulas, nos hemos adaptado a la realidad lingüística de nuestro país, traduciendo el calendario y las guías didácticas a diferentes lenguas utilizadas en las clases en cada comunidad autónoma (gallego, catalán, euskera y asturiano).

By | 2020-01-16T22:27:16+00:00 enero 17th, 2020|Didáctica y Cultura Científica, Divulgación, portada, Temas|0 Comments

About the Author:

Alberto Morán
Licenciado en farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realicé mi tesis doctoral en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia. Posteriormente hice un Máster en Dirección de Empresas Biotecnológicas. Trabajé casi un año en una consultoría de biotecnología. Posteriormente fui investigador y docente en la Universidad Complutense de Madrid durante siete años. Mi carrera investigadora se desarrolló en el estudio de los mecanismos moleculares del cáncer (colon y pulmón esencialmente). En noviembre de 2012 abandoné definitivamente el laboratorio. En la actualidad soy titular de una oficina de farmacia.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.