De mayor quiero ser científica

Me llamo Almudena y tengo 16 años. Esta mañana, en clase de biología, el profesor nos ha explicado que “el misterio de la vida” comienza con la molécula de ADN, una molécula en forma de doble hélice que contiene toda la información necesaria para “construir” un ser vivo. Esa molécula de ADN, ¿puede verse? ¿qué color y tamaño tiene? Y… ¿cómo contiene toda esa información? Sin duda, tiene que ser algo muy complejo y fascinante. Creo que aún no entiendo nada, pero me ha gustado mucho la clase de hoy y aunque todavía estoy en 4º de la ESO, ¡¡ de mayor quiero ser científica!!

Hoy han venido a clase dos mujeres a darnos una charla. Era del proyecto Inspira Steam y querían animarnos a estudiar carreras científicas o tecnológicas. Nos han explicado que menos mujeres que hombres eligen una profesión tecnológica y trabajan en el mundo científico/técnico. Además, parece ser que no llegamos a puestos tan altos como los hombres ¡y además cobramos menos! No tenía ni idea, pero me parece injusto. A mí, la verdad, eso de “profesiones de hombres” y “profesiones de chicas” me suena muy antiguo… Estas dos mujeres nos han dicho que todo eso se está cambiando, pero que se necesita que nosotras, las jóvenes, no tengamos miedo de ponernos a programar videojuegos, diseñar cohetes o investigar el cáncer.

Aunque yo ya tenía bastante claro que quería estudiar alguna carrera científica, la verdad es que me han animado mucho.

Aunque el caso de Almudena empieza a ser más común, no es todavía lo habitual. Un estudio de la Universidad Camilo José Cela a partir de datos del informe PISA establece que la proporción de chicas que quieren estudiar ciencias a los 15 años es tres veces menor que la de chicos. De hecho, a la pregunta ¿en qué te ves trabajando a los 30 años?, el 16,3%, dice que de mayor se ve como científico. Segregado por sexos vemos que solo el 4,2% de ellas se ve trabajando de científica, frente al 12,1% de ellos. Programas de mentorización, como Inspira STEAM o Stem Talent Girl buscan mostrar a las niñas ejemplos de mujeres de éxito en el ámbito científico técnico (STEM es el acrónimo, en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Un par de años después…

Por fin se acabó el duro y difícil año de 2º de Bachillerato. Ahora toca descansar y recargar pilas durante el verano para una nueva etapa, la universidad. Sin embargo, la semana que viene tendremos que tomar una importante decisión: qué carrera queremos estudiar. Desde que pudimos elegir en el colegio me decanté por ciencias de la salud (¡¡aquella clase y esas dos mentoras que nos dieron unas charlas marcaron mi destino!!). Lo tuve claro. Pero durante estos últimos dos años de Bachillerato también ha habido otras asignaturas, como matemáticas o física, que me han gustado mucho. Algunas de mis amigas estudiarán medicina o farmacia, otras, ingeniería o arquitectura, e incluso ¡robótica!. Yo, he elegido estudiar Biología.  

Algunos informes hablan de que las carreras STEM supondrán el 50% de las profesiones en España en menos de diez años. Además, la Comisión Europea prevé que en 2020 haya hasta 900.000 empleos sin cubrir en la rama tecnológica. Es un ámbito en el que las oportunidades de futuro son importantes.

Cuatro años después, en la Universidad:

Tras 4 años en la Universidad, mañana es nuestra graduación. Hemos aprendido mucho estos años: botánica, zoología, genética o biología molecular. Ahora toca adentrarse en el mundo laboral y la búsqueda del primer trabajo no es tarea fácil. De nuestro grupo de la uni, cada uno está optando por algo diferente, algunos quieren ser profesores, profesionales del medio ambiente o trabajar en un laboratorio farmacéutico. A mí me han recomendado que, para empezar la carrera científica, haga primero el doctorado. De esta manera, podré aprender cómo se trabaja en un laboratorio y profundizar en un tema concreto. Finalmente, he decidido hacer mi tesis doctoral en el campo del Alzheimer: por qué y cómo una persona, en un momento determinado, desarrolla esta enfermedad. El Alzheimer es algo que a todos nos preocupa y que nos asusta a la hora de hacernos mayores.

Durante sus cuatro años de universidad, Almudena ha tenido muchas compañeras, más que compañeros. Esto, en carreras de la rama biosanitaria es bastante normal. Así, en farmacia, medicina o enfermería, las mujeres predominan sobre los hombres. Pero esto no es lo normal en todas las carreras científico-técnicas. Solo un 28% de los matriculados en disciplinas STEM son mujeres (un 31,4% en los países europeos de la OCDE). Solo uno de cada cuatro matriculados en ingenierías es mujer. Y esto es un problema, porque, como hemos comentado, los nuevos trabajos que están surgiendo con la transformación tecnológica precisan de personas formadas en estas materias.

 

15 años después, Almudena es Jefa de un Grupo de Investigación

Tras haber trabajado en distintos laboratorios y haber vivido en varios países, finalmente he decidido volver a España, para comenzar una nueva aventura científica. “A estas edades los cambios dan más vértigo que cuando eres joven, sobre todo cuando tus decisiones no solo repercuten en ti, sino que afectan a tu marido y a dos niños de 5 y 8 años”. Lo hemos hablado los 4 y creemos que puede ser un cambio muy positivo. Los peques ya nacieron fuera de España y a nosotros después de tantos años nos apetece volver cerca de la familia. Profesionalmente, este paso no va a ser nada fácil. Hasta ahora, en los laboratorios en los que he trabajado, he estado rodeada de más mujeres que hombres… ¡¡excepto el jefe!! Pero ahora, ¡la jefa voy a ser yo! Y eso implica que, en las reuniones con colegas de mi puesto, estaremos las mujeres en minoría.

Como Almudena ya se ha dado cuenta, existe una infrarrepresentación de mujeres en los puestos “de mando”. Según el informe Mujeres Investigadoras 2017, hay una mayoría de chicas, 58% frente al 42% de chicos, que comienzan la carrera investigadora. En la época postdoctoral esto ya se invierte y se pasa al 56% de hombres frente al 44% de mujeres. Y solo hay un 25% de mujeres en los puestos de máxima responsabilidad, como científicas titulares, jefas de grupo o catedráticas.

Actualidad

Ya han pasado 5 años desde que nos volvimos de Estados Unidos… ¡qué rápido pasa el tiempo! Aunque es difícil compatibilizar la familia con el trabajo, estoy muy contenta en ambas facetas de mi vida. El grupo de investigación que dirijo está creciendo y estamos consiguiendo resultados prometedores. Ahora mismo tengo varios chicos y chicas empezando sus tesis doctorales. Yo les animo a seguir adelante. Aunque sacrificada, la carrera científica es fascinante y muy satisfactoria.

By | 2019-02-11T16:14:27+00:00 febrero 11th, 2019|Artículos, Opinión|2 Comments

About the Author:

María Arechederra
Licenciada en Farmacia y Doctora en Bioquímica y Biología Molecular con premio extraordinario por la Universidad Complutense de Madrid. Durante el doctorado realizó estancias de investigación en la Universidad de Pensilvania (EEUU) y en el Instituto de Biología del Desarrollo de Marsella (Francia). Tras obtener el doctorado volvió al Instituto de Biología del Desarrollo de Marsella y actualmente desarrolla su actividad científica en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) en Pamplona. Su investigación se ha centrado en el estudio de nuevos mecanismos epigenéticos implicados en los procesos tumorales y en la identificación de nuevas dianas terapéuticas.

2 Comments

  1. José Luis Martín Alonso 2019/02/12 at 3:26 pm - Reply

    Te felicito por haber sido capaz de conciliar vida profesional y familiar, además de terminar de jefa después de haber trabajado en el extranjero. Yo, siendo hombre, ni soy jefe, ni he trabajado en el extranjero, ni tengo hijos. Espero que no te creas mejor por ello.

    • Dciencia 2019/02/13 at 11:12 am - Reply

      Hola José Luis,

      Se trata de un texto (ficticio) en defensa de la ciencia y de la igualdad de oportunidades publicado en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

      En Dciencia estamos muy orgullosos de todos nuestros colaboradores, todos ellos desempeñando una labor de investigación impagable para la sociedad.

      Y por nuestor amor a la ciencia, tenemos esta página donde humildemente contribuimos a la divulgación del a misma.

      Que tengas un buen día.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.